A ELLOS, QUE NOS QUIEREN CAOTICOS Y DESTROSADOS.

Hace unos días atrás con el corazón roto juntando varias cosas que había dejado pasar pero que ya no soportaban estar dentro de mi, empiezo a ser esa mujer llena de caos, destrozada y poco soportable, mis días dependían de las lagrimas, del quejarme y no ver un salida, supongo que siempre que perdemos algo que soñamos nos va a doler el corazón y junto con ese sueño se juntarán esas pequeñas cosas que en su momento no dolían pero al unirse con las grandes cosas empiezan a resonar y salen del corazón.

En aquellos días no era nada agradable, debo reconocerlo, me sentía en un agujero grande donde no estaba viendo la luz y no encontraba una salida; todos aquellos que me rodeaban empezaron a conocer mi versión triste, negativa y destrozada, sin embargo no era algo que quería ocultar porque era muy consiente que todo aquello tenia que salir de mi, necesitaba destrozarme porque aquellos nudos en la garganta estaban estorbándome bastante. En medio de todo aquello, estaban ellos, aquellos que me conocían e incluso aquellos que me había acabo de conocer y todos ellos resultaron conociendo esa versión de mi no tan agradable.

Muchas veces en mi vida me he negado la oportunidad de llorar, destrozarme y tener aquella versión que estos días tuve porque siempre me da miedo perder a todos aquellos que llegan a conocerme así, sentirme débil y llegar a esos extremos donde no soy la mujer sonriente que soy, me da pavor porque no muchos soportaran esa versión mía que en gran medida necesita y quiere atención, un abrazo y una frase de motivación.

Hoy después de varios días triste, donde fui un caos, comí un montón y tuve los ojos hinchados como una pelota o un globo, salgo de mi desesperación, pienso tranquilamente, soy de nuevo yo, esa chica sonriente y aquella que habla un montón y empiezo agradecer a todos aquellos que me aguantaron destrozada, aquellos que vieron la peor versión de mi y decidieron quedarse, quedarse para entenderme, escucharme y darme aquel animo que me era imposible ver. Muchas veces mostramos nuestra versión hermosa a todos aquellos que están a nuestro al rededor y quizás por miedo o vergüenza no aceptamos las debilidades o lo caóticos que llegamos a ser. Por eso, para cada uno de ellos que conocieron esa parte y decidieron quedarse se merece todo mi amor, comprensión y lo mejor que soy, porque aunque suene un poco extraño a ellos les debo un pedacito de mi vida, aquel donde me recordaron lo que era y lo que iba a tener, no me dejaron caer incluso sin conocerme mucho. Por eso a todos aquellos que nos quieren destrozados se merecen la vida, no siempre estaremos bien, somos humanos y siempre llegaremos a un punto de caos donde no seremos perfectos, sin embargo que lindo es verse imperfecto ante los ojos de alguien y ese alguien decida quererte.

Hoy aprecio a todos aquellos que se quedaron cuando fuimos caos y estuvimos destrozados, porque una parte de mi hoy ha olvidado que debo sentir miedo por todo aquello, sentir debilidad con las personas indicadas siempre será lo más justo y hermoso, porque solo aquellos se quedarán conociéndote en todas tus etapas sean perfectas o imperfectas.

Gracias a todos ustedes que me han querido también destrozada y hecha un caos.

@Ivonnelacrespa

PARA TI, SI DECIDES QUEDARTE.

Una vez sentada en la mesa de un bar con un amigo después de una decepción amorosa, en medio del preguntarme el porqué de aquella relación y el motivo de su partida, mi mejor amigo me mira y me dice:

-“Yo no me metería con usted, usted es muy loca y rebelde para mi gusto, pero sin embargo se que en medio de todo a usted le llegará aquel loco que la mirara y le encantara eso de usted.”

Por eso hoy, después de pensar tanto este tema y tenerlo como bailarín en mi cabeza decidí escribir aquello a lo que yo diría la carta al que decide quedarse:

“Hace varios días te conozco y por lo que a mi concierne he aprendido a ser yo mientras estoy junto a ti, quizás eso será una desventaja porque he decidido no mentir, no fingir y mucho menos ser la mujer que esperas porque quizás muchas de mis cualidades estén un poco fuera de lo común, o bueno eso lo pienso yo. No entiendo el motivo del porqué te quedas o aun sigues aquí, porque debo reconocerte que le he huido tanto al amor que he tratado de auto sabotearme muchas veces contigo y es sorprendente como con una sonrisa siempre contestas bueno a esos auto saboteos que me fuerzo por hacer, y dirás que no debo hacerlos pero me da miedo el amor, y sufrirlo pero no sería capaz de irme porque me has gustado de una manera que hace mucho no me gustaba alguien.

Sin embargo después de varios saboteos y la paciencia que me has tenido o los bueno que me has dado, te comentaré aquello, aquello que no muchos o todos saben de mi, supongo que quiero ser sincera contigo y eso implicará reconocerte muchas cosas que son buenas o no tan buenas según tu necesidad y antojos, pero te diré cada una de ellas porque quiero que aun sabiéndolo decidas quedarte, sin objeción, sin peleas y sin cambios.

Quiero que sepas que soy una mujer bastante loca y esa palabra me fascina, no me verás siendo prudente o pensando las cosas, siempre me atreveré si quiero probar, conocer o soñar; jamás me quedaré callada porque hablo montones, mis audios quizás te parezcan un podcast, pero no puedo evitarlo, me gusta emocionarme contando cada detalle; soy una mujer dramática, bastante debo decir, llorare, me quejare e incluso sacaré miles de conclusiones pero a la final me equilibrare y resultare solucionándolo; me gusta la atención siempre me verás diva, entre más extravagante será mejor para mi; soy aquella chica que estará contigo en la calle y si escucha su canción preferida la cantara a grito herido y te puedo asegurar que no tengo la voz tan hermosa; soy aquella chica que llorara mucho si pelea con una persona que quiere o un sueño se fue abajo y nunca trates de parar esas lagrimas son aquella manera de desahogarme; soy una mujer imprudente, rio mucho y trato en lo posible no salir con un comentario fuera de lugar pero si es necesario no dudes que abriré mi boca; me gusta mucho la cerveza y no, no me gusta para perder la cabeza, soy parte de aquella cultura cervecera y me verás emocionada cada que hable de ella; seré una mujer que estará en la mayoría del tiempo sexy, me encanta estarlo y eso que no se me da muy bien esto de ser sexy; tendré vida social por montones, mis amigos y familia son muy importantes e incluso conocer nuevas personas se vuelve para mi algo de gran importancia; tuve problemas con mi cuerpo mucho tiempo así que estaré contigo hasta que sigas apreciándome desnuda en cuerpo y alma; no me dejare controlar, mi padre y madre me han enseñado que eso hace parte del amor, así que tu confía porque cada que me gusta alguien o resulto amándolo también soy igual de pendeja.

Por ultimo soy muy cursi, mucho, una romántica del año 2021, estoy jodida porque tanto lo soy que ando escribiéndote estas pendejadas que son importantes para mi, pero te las cuento porque quizás sea una estupidez para algunos decirse lo imperfecto o lo perfecto que se pueda llegar a ser, sin embargo quiero que después de contarte todos aquellos tornillos que me hacen falta, decidas quedarte porque así es el gusto, así es el cariño y supongo que así es el amor, porque aunque no se nada del amor siempre pensaré que se debe ser honesto.

Con cariño la loca de los pocos tornillos.”

Para todos aquellos que decidan quedarse.

@Ivonnelacrespa

A USTED QUE A ODIADO ALGUNA VEZ SU CUERPO

Hace unos días atrás sumergida en aquel recuerdo de como odie mi cuerpo decido tomarme un par de fotos desnuda donde miro directamente al lente e imagino cada cicatriz, cada color y estría que tengo, en medio de aquella foto siento frustración al ver aquella imagen, me siento culpable por todas las veces que odie mi cuerpo, lo maltrate y lo negué. Viendo aquella imagen me pregunto si todas esas veces que estuve en discordia con mi cuerpo tuvieron justificación y que sentimiento me trasmitió aquella sensación de inconformidad.

Por eso a través de todas aquellas formas que tengo decido hablar de todas esas veces que odie mi cuerpo y todas aquellas veces donde me sentí triste, brava, frustrada y fea por todas esas cosas que tenia o no tenia mi cuerpo, porque a lo largo de mi historia he visto como personas hermosas deciden tener esta misma guerra que solo trae dolor, depresión y sufrimiento a largo plazo difícil de quitar, tanto así que decidimos escondernos o modificarnos en una que otra aplicación para llegar a sentirnos aceptadas en los estándares de belleza con los que nos comparamos constantemente porque nunca nos han enseñado que la perfección no es humana y que a lo largo que pasan los años tendremos cicatrices que se encontraran en nuestro cuerpo, alma y mente y que todo eso será parte de lo que llamamos vida.

Hace unos años atrás decido odiar mi cuerpo por su forma y color, decido no aceptarme, empiezo a buscar maneras de mejorar todo aquello que a mi parecer era horrible y todos sabían que era horrible; aquellas maneras fueron el ejercicio excesivo, el vomito al comer y tener relaciones sexuales no placenteras que cubrieran esa aceptación que necesitaba encontrar en aquel cuerpo que no tenia belleza. Todos aquellos momentos bastantes tristes debo decir, ya que ninguno de ellos me ayudaba a sentirme cómoda, nunca encontraba la belleza con la que me comparaba en redes, nunca era suficiente por más que lo intentara, así que llegue al limite de mis maneras, vomitaba sangre, no comía, iba al gimnasio mil horas y la relación que tenia no me ayudaba a sentirme segura y tranquila, más de una noche me jure que esa persona no le gustaba ver mi cuerpo. Y lo que yo creía que era la solución resulto volviéndose un problema porque empiezo a perder el control, subía y bajaba de peso, cada vez estaba más triste y me ocultaba en un sin fin de emociones que me permitían pensar en el suicidio y hacerme alejar de personas que a la fecha no he logrado recuperar, tenia miedo de convivir, del rechazo por mi cuerpo y lo perfecto que este no era.

Hace un año y dos meses decido salir de todo esto que me estaba perjudicando, empezar a decir no a esas maneras poco justas con nosotros mismos y maneras que eran bastantes dolorosas, hace un año empiezo a entender que tenia que cambiar esa relación que llevaba con mi cuerpo que no me permitía ser feliz. Empiezo a confesarle al mundo que tenia varias noches donde no tocaba mi cuerpo porque me daba asco, todas esas veces que no encendía la luz para no verme al espejo y todas aquellas veces que deje de salir con otras personas para que no vieran mi cuerpo. Al confesar aquello me doy cuenta que no he sido la única que ha manejado esta relación que lastima su cuerpo.

Por eso hoy si usted se ha sentido identificado, si usted paso o esta pasando por esto, déjeme decirle que esas maneras y sentimientos no valen la pena, claro, usted dirá que decirlo es fácil pero hacerlo es jodido, y si, déjeme reconocerle que ha sido un camino con muchas caídas, mirar cada parte de mi cuerpo que alguna vez me negué ver no ha sido fácil, comer normal, no compararse y reconocer que la piel o cuerpo no son perfectos no ha sido fácil. Sin embargo en este tiempo en soledad me he dado cuenta que toda aquella perfección con la que nos comparamos no es verdadera, mucho menos humana, aceptarnos ha sido jodido en esta época porque la mayoría resulta arreglándose una que otra cosa, sin comprender el daño que podemos causarnos. Me duele ver el dolor que hemos desatado hacia nosotros mismos, todas esas maneras que hemos encontrado para dañarnos es triste verlo, a largo plazo los ojos de estas personas no brillan igual, no vuelven a sonreír normal y la convivencia se hace menos constante.

Por eso hoy le quiero decir a usted que odio o esta odiando su cuerpo que usted es hermoso aunque yo no lo conozca, cada marca, cada color, cada cicatriz y parte que lo conforma son esas cosas que lo hacen bello; por favor no mida su belleza mirando a otros, mucho menos por los me gusta que puede conseguir en sus fotos o por esas personas que aprueban o no aprueban su belleza. Yo siempre estuve pendiente de esto y a lo largo me he dado cuenta que simplemente deberás ser bello por ti, el resto vendrá como añadidura, nunca debemos permitirnos odiarnos, mucho menos maltratarnos, somos perfectos en belleza y usted jamás permita que ni las redes, ni el hombre o mujer que le gusta lo hagan sentir inferior en belleza, todo aquel que observe su cuerpo, toque su cuerpo y tenga el placer de verlo desnudo deberá ser solo aquel que comprenda que su cuerpo y usted es la cosa más hermosa que pueda tener.

Y usted nunca olvide que es lo más hermoso que también tiene, arréglese, póngase guapo y tome todas esas “imperfecciones” que tiene para amarlas más y recordarse que usted a vivido y seguirá haciéndolo.

Dedicado a todos aquellos que sufrieron, lloraron y odiaron alguna vez su cuerpo.

Instagram: @Ivonnelacrespa

LLEGARON LOS 25 Y CON ELLOS LA MUJER QUE SOY

Después de varios días de cumplir 25 años con una botella de vino rosado y Willie Colón escribo este texto que despide mi antigua edad y celebra aquella que llego con sus nuevas enseñanzas, sabidurías y arrugas que no conocía.

Hace un año estaba trasteándome a la casa de una amiga en Soacha por esto de las cuarentenas bogotanas, con mi maleta llena de esa pinta que estrenaría en lo que era mi cumpleaños, me voy de casa sin saber que iba hacer el cumpleaños más extraño y nostálgico, ya que después de aquel cumpleaños iban a venir los meses más tristes de mi vida al quedarme sin trabajo en medio de una pandemia con una familia que mantener. Hace un año en medio de mucha cerveza, incertidumbre y un año poco celebre no sabia que iba a cambiar mi vida en su totalidad.

Desde aquella fecha tuve el desorden más grande de mi vida, quizás un desorden que muchos pasamos en estas épocas raras, sin trabajo, vida social, amor y con miedo a la desgracia económica, empieza a cambiar mi vida de una manera tan sorprenderte y al mismo tiempo solitaria. Desde aquella fecha conseguí un trabajo que me permitió soledad, decidí irme de la casa porque la vida es tan pequeña y corta que debes aprender a tomar decisión, y empecé a convivir sola en la mayoría de los aspectos de mi vida, sin entender que pasaba, empiezo un nuevo camino donde empiezo a refugiarme, alejarme y a tener miedo porque todo en mi vida era diferente, solitario y extraño, empiezo a perder todo aquello que amaba como lo era mi negro (mi gato) y empiezo a reconocer que todo era diferente y tener miedo no era una opción.

Sin embargo después de varios meses de acomodarme empiezo a reconocer que tenia miedo, que todo era diferente y que era la oportunidad de actuar diferente; por eso con mucho miedo pero sin freno empiezo a convivir conmigo y comprender que la vida era tan corta que tenia que aprovechar cada cosa y dejar de lado todo aquello a lo que temía. Decido empezar a enfocarme en todo lo que siempre quise, empiezo a enfocarme en aquellos proyectos que no me daban ni un centavo pero que me hacían feliz, empiezo a cuidarme y amarme, aceptar mi color de piel, mi cabello afro y comprender mi personalidad desbordada de locura, cariño e imprudencia, empiezo a estudiar lo que siempre quise pero a punta de lecturas gratuitas porque el dinero era escaso, empiezo acercarme a todos aquellos que siempre ame pero con los que siempre tuve una barrera porque aunque siempre reconozco el amor como la revolución de esta época me daba miedo aceptar mis debilidades ante ellos, empiezo a conocer los sitios y personas que siempre quise conocer, empiezo a reconocer mis amores, mi soltería y decido por primera vez quedarme sola sin atarme amorosamente a alguna persona, empiezo a reconocer que tenia dolor de perdida y que será difícil que se vaya.

Hoy después de cumplir esos 25, reconociendo lo que soy, lo que tengo y lo que no tengo, hoy que conocí los sitios y personas que quería, hoy que tengo el trabajo que quiero por todos aquellos proyectos que seguí y que no me daban un solo centavo pero que me dieron la felicidad más hermosa, hoy que llevo un año y medio sin amar a alguien y sin sufrir por amores, hoy que llevo 6 meses viviendo sola, hoy que me miro al espejo y reconozco mis miedos, hoy que conozco mejor a todos aquellos seres que amo, hoy que paso mucho más tiempo conmigo que con otra persona. Reconozco que soy una persona feliz y la mujer que quiero ser, claro, aun me falta mucho por aprender, aun me queda muchos miedos guardados con los que batallo, aun me queda muchas cosas que corregir o implementar en mi vida y al decir verdad ahorita ando corta de tiempo, pero sin embargo en medio de mi miedo, mis cambios y mi nueva vida debo reconocer que estoy feliz.

Hoy con esto le digo a usted gracias, si, ha usted, ¿por qué? porque muchas de las cosas que realice este año lo hice junto con los que de alguna u otra manera le dieron amor a Ivonne La Crespa, a todos aquellos que se sintieron identificados, aquellos que quizás pudieron contarme sus secretos y aquellos que conocí. Hoy doy las gracias a usted, a todo lo que ha hecho, y espero con todo el amor del mundo que usted en algún momento, sin ningún sentido o con todo el sentido del mundo pueda sentir que es la persona que quiere ser, llénese de amor con usted, quiérase mucho, siga esos sueños y por favor no olvide lo que usted quiere en su vida porque deseo que un día usted se siente en una silla, coloque una canción que le guste, este tomando algo que le guste, sonría y se sienta feliz porque es la persona que siempre quiso ser.

LA PERSONA QUE QUIERO SER, LA MUJER QUE QUIERO SER

Quizás ha sido el tiempo que estuve encerrada por la pandemia, el tiempo en el que he estado sola, el tiempo en el que he estado fuera de casa o el trabajo que me deja varias horas para pensar o simplemente el cansancio, pero me he preguntado todo este tiempo que tipo de mujer he sido y si he estado feliz con ese tipo de mujer o no; y a eso me refiero a todas las cosas que me complementan como persona, la manera de verme, la manera de ser, sentir y pensar.

Siempre he sido aquella que se acomoda por alguna u otra cosa para ser una mujer “aceptada” porque por alguna extraña razón siempre va haber algo que no encaja o funciona, siempre debes matarte la cabeza para mirar que debes cambiar según las personas con las que andes, siempre debes funcionar no importa la manera, así que aprendí acomodarme de acuerdo a cada situación y persona, pase por múltiples facetas, la que toma pero no, la que es grosera pero no, la que se arregla mucho pero la que no se arregla bastante, la que habla mucho, la que es muy callada, la que se expresa mucho, la que no hace nada, y una lista sin fin con miles de cosas con las que tenia que andar para agradar o no agradar. Y a lo largo de todas aquellas situaciones me desgastaba creando todo un plan de estrategias para no salirme del papel, pero al llegar a casa me daba golpes de pecho por aparentar ser una mujer que no quería simplemente ser y me daba cuenta que esto de crear un papel para ser aceptada es absurdo porque a la final siempre llegaba a muchas personas que quería pero con una personalidad que no era mía.

En este tiempo pensé que ese problema solo era mío, pero he hablado con tantas personas que he entendido que todos andamos creando ese protocolo de aceptación hacia unas sociedad porque la mayoría de veces le tememos al rechazo y más cuando queremos ser parte de algo, un grupo, una pareja o inclusive un trabajo. ¿O a ustedes no les ha pasado una vez o varias veces?. Pues hace un tiempo me canse de aquello, claro que asusta, asusta cuando entras a un grupo social y sabes que quizás no le agradaras a la mayoría de las personas, aunque seamos honestos, quizás a muchos otros también les agrades, solo que muchos veces pensamos en negativo, no entiendo porqué, pero sin salirnos del tema, creo que esto de aparentar alguna vez lo hemos hecho, ya sea por un corto o largo tiempo y a la larga cuando queremos ser lo que somos, resulta siendo un desastre porque muchas personas se acostumbraron a esa persona que creamos a partir de lo que “debemos” ser y es que siempre existe un personaje en tu vida o en los momentos que te corrige, la que te dice que no debes hablar mucho, la que te dice que no te puedes vestir o maquillar así, la que te dice que no puedes hablar de ciertos temas, la que te corrige el sentado, el hablado, la forma de verte o la manera de comportarte o hasta la manera en como cantas una canción en publico y esto esta bien cuando tenemos que asistir a estos eventos de etiqueta y protocolo, tenemos que ser prudentes en nuestra manera de comportarnos, pero ¿también debemos hacerlo inclusive en nuestro diario vivir o en un plan tranquilo donde estas socializando? ¡Pues la respuesta es NO!

Claro, muchos dirán que estoy loca, ¿Cómo voy a sobrevivir en este mundo donde quiero ser la mujer que quiero ser? pues sencillo, quizás pateando algunos traseros, bueno…no es cierto, aunque fortaleza si se debe tener porque vendrán muchos comentarios de un lado a otro. Les cuento que hace unos meses decidí hacer esto e ir contra muchas mareas, ya estaba cansada de seguir los comentarios de planes estratégicos, de por si yo trabajo con mercadeo y cada hora de mi día ando planeando como vender, ahora crear más planes para encajar con la sociedad no era justo para mi cerebro, y tampoco debería ser justo para ninguna persona aunque no trabaje haciendo planes estratégicos porque lo rico de socializar es pasarla bien ¿o usted que opina? piénselo así, cuando usted trata de encajar siempre esta pensando cada minuto como será su próximo minuto y así por las 4 o 5 horas que este en el lugar. ¿Usted la pasaría bueno? pues al principio quizás si, pero si usted hace eso muy seguido un día de estos se aburrirá o imagínese conocer a alguien con que usted haya creado un plan estratégico y dure mucho tiempo en su vida y usted por todo ese tiempo tenga que aparentar ser la persona que no quiere ser.

Yo soy una mujer bastante rara, ¡créame! muchas personas me lo han dicho, hablo un montón, muchas veces me visto con miles de colores, siempre ando con mi cabello crespo alborotado o como diría la sociedad “despeinada”, cuando me gusta alguien le muestro mucho interés porque eso de ignorar no me agrada, contesto los mensajes al minuto si tengo el celular a la mano, me gusta mucho la cerveza y lo grito, prefiero ser honesta, puedo vestirme de mil maneras, soy cariñosa, tiendo a tener un tono bastante alto al hablar, puedo llegar a ser imprudente o no, odio el control hacia las parejas, odio los celos, la intensidad, amo salir, tener muchos conocidos, no quedarme quieta un fin de semana, puedo decir un chiste maluco del cual me puedo reír bastante y hablo de temas tan delicados como lo es el sexo; así tengo miles de cosas que han sido criticadas por montones y siempre resultaba haciéndoles caso a esas criticas, lo peor de todo es que cuando les hacia caso me iba mal, ¡siempre! se caía el proyecto, dejaba de gustarle al que me gustaba, no conseguía el trabajo que quería… todo un desastre, claro, ¿Saben por qué no funcionaba? pues porque no era yo, cuando no somos nosotros, claro que no funciona las cosas, en el fondo estamos inseguros con eso y se notan por eso es que tenemos que dejar de crear planes estratégicos de personas que no existen, porque ser “rara” esta bien.

Por eso hoy quiero decirle a usted que llego hasta este ultimo pero no largo párrafo, que sea la persona que usted quiere ser, yo seré la mujer que quiero ser, la rara que soy, hasta el momento me ha ido bien con eso e incluso con las cosas que no salen como espero, deje de inventar una Ivonne que no existe, así que permítase ser usted, se que es muy complejo y más cuando tenemos en la mira ciertos comportamientos, creemos que muchas veces esos comportamientos no encajan, porque siempre tenemos a alguien que nos ha dicho que así no funcionan las cosas, pero el asunto es que nosotros no estamos solo para funcionar sino también para estar felices y estar tranquilos con nosotros. Así que deje de aparentar y sea usted, que el trabajo, la pareja, el amigo o el conocido que llegue a su vida disfrute su esencia y lo que usted realmente es, ya es el momento de ser un poco raro/rara.

@IVONNELACRESPA

Instagram: @Ivonnelacrespa

DESGRACIADAS INSEGURIDADES

Antes de empezar a escribir debo reconocerles que jamás pensé que esos problemas de inseguridad que en algún momento llegue a tener llegara a ser un tema que fuera a compartir con las personas, con esas que conocía y hasta las que no conocía, supongo que siempre pensé que era algo muy privado o peor aun, pensé que era algo que solo me pasaba a mi, sin embargo en este tiempo mientras más voy aprendiendo sobre tener confianza y enseñándole a las personas todo mi proceso de amor, he entendido que todos nos damos muy duro con varios aspectos físicos que cada persona tiene, siempre andamos queriendo cambiar algo de nosotros para sentirnos cómodos porque en algún momento en alguna revista, red social o foto vimos que ese era el ideal de belleza y empezamos a posar de ciertas maneras, a vestirnos de la manera que no queremos e incluso cambiamos varias facciones de nuestro rostro porque no son tan “bellas” y de todo aquello lo único que nos queda es más y más insatisfacción por lo que tratamos y aparentamos ser porque a la larga ninguno es eso que aparenta ser, todos tenemos una belleza tan única que jamás va a llegar a ser comparada con otra belleza.

A lo largo de mis días he ido combatiendo ese tipo de cosas, siempre estuve muy enfocada en ser perfecta, en funcionar de alguna manera físicamente en una sociedad, siempre me cohibida y siempre trataba de adaptarme a mi circulo social o a lo que veía constantemente en redes; me mataba en el gimnasio, me mataba tratando de maquillarme y también me sentí incomoda con cada prenda de vestir que tenia porque para ese entonces tenia que vestirme de colores pasteles, botas de peluche y valetas para estar en la “onda” moda que nunca ha sido para mi y con la que nunca me he sentido cómoda pero no dejaba de hacerlo porque después me sentía culpable, culpable por no estar en el grupo social que quería o culpable por recibir comentarios negativos acerca de mi apariencia y siempre quería ser diferente pero sentía que si cambiaba estaba en lo incorrecto, pero si ustedes se ponen a pensar cuando uno actúa y funciona así uno jamás es feliz o se tiene confianza porque crees que a la final siempre te ves mal y jamás puedes llegar a ese punto de “perfección”.

Hoy después de pasar por todos esos momentos de inseguridad, tapada por un montón de cualidades establecidas difíciles de alcanzar, debo decirles que ha sido una pelea, llegar a descubrir como soy, lo que quiero y como me quiero ver ha sido una pelea porque muchas veces no me veo como mi circulo social me quiere, como mi familia me desea ver o como ciertas actividades requieren que me vea porque inclusive para entrar a discotecas me han exigido tacones cuando yo odio con profundidad esa prenda, pero he aprendido a querer cada cualidad de mi cuerpo, he entendido que tengo pequeños defectos como mi parpado más caído que el otro o esas manchas que tengo en mi cuerpo por error de fabrica y por las enfermedades que he tenido, ¿pero saben? me ido acostumbrando a ellas, muchas veces nos dejamos guiar por lo que vemos o por los comentarios negativos que muchas veces nos hacen sin que los estemos pidiendo y cuando me pongo analizar todos los comentarios que he recibido, noto que más de una persona me ha hecho comentarios realmente hermosos acerca de esos “defectos”, como los de mi cabello alborotado, mi manera ruda de vestirme, sobre esas pecas que tengo y sobre ese cuerpo que no es 90-60-90 y todo eso ha estado bien porque he entendido que todos entendemos la belleza de una manera muy diferente y a la final también todos nos vemos diferentes y esa belleza es totalmente hermosa porque tampoco vinimos a ser clones de un par de personas que nos establecieron que la belleza es de cierta manera.

Hoy no quiero alargar este escrito pero si quiero compartirles aquellas cosas que he aprendido de las inseguridades, porque estoy cansada de que cada una de las personas que están a mi alrededor desconfíen de colocarse una pinta, de tomarse una foto o arreglarse de cierta manera porque “eso no es para ellos” y la verdad es que todo es para todos siempre y más cuando ellos se sienten felices, hermosos y seguros, todos tenemos derecho a crear nuestro estilo e incluso muchas personas lo van admirar, he visto hombres y mujeres realmente hermos@s siempre quiero decirles cumplidos e inclusive tomarles fotos pero siempre tienen en mente esos comentarios y aspectos físicos aceptados. Dejémonos de darnos duro, se que es una pelea bastante fuerte y constante, yo después de 7 años estoy acá tratando de decidir mi estilo y tratando de defenderlo con todas las cosas que mi belleza crespa, morena y ruda tiene, pero esta bien porque a la fecha me he sentido realmente hermosa, feliz y segura y todos deberíamos vivir así con nuestro aspecto físico porque es la perfecta combinación con el amor que tenemos dentro de nosotros, cuando unimos nuestra personalidad con nuestro aspecto físico y somos felices con esas dos cosas podemos llegar a conquistar el mundo de una manera absurda y dejar siempre un recuerdo en todo lo que hagamos o en todas las personas que nos conozcan.

LO QUE LA CRESPA OCULTA

La crespa de mis días y de mi vida, la crespa que cada mañana veo en el espejo y con la que estoy todo el tiempo, todas las 24 horas del día, aquella crespa llamada Ivonne y aquella crespa que escribe este texto.

Hoy no estaba muy segura de escribir esto, sin embargo con el tiempo he comprendido que muchas de las cosas que hago en mi vida tampoco las he hecho muy segura pero ya sea por locura, por ataque, por impulsividad o simplemente maricada resulto haciéndolas; por eso hoy me dio ese arrebato de estar escribiendo todo aquello que nunca confesé pero que a la final es algo que me ha marcado en los últimos años, si usted se ha permitido leerme antes de este texto se dará cuenta que todo el tiempo ando recalcando que el amor es lo más importante y el romanticismo es algo que debo hacer todo el tiempo, siempre ando apoyando el amort con todas esas cosas libres que tienen, sin embargo he de decirles que no siempre me ha ido bien en el amort, claro esta, lo he disfrutado como nunca, las pocas relaciones con su largo o corto tiempo han sido un recuerdo tan bello que siempre que vuelvo atrás resulto riéndome de alguna estupidez que resulte haciendo con ese hombre, pero no todo es tan bello, de todas aquellas relaciones siempre quedo algo que se va desvaneciendo , y con el tiempo ni tu te das cuenta que ya no existen y que es algo que querías hacer o que era parte de tu personalidad pero ya no esta. Y bueno ¿A que voy con todo esto?.

Pues amigos míos acá donde ustedes me han leído mis textos debo decirles que le huyo todo el tiempo a eso llamado amort, claro que me atrevo a meterme con las personas que me atraen o me gustan, siempre meto la cabeza a todo aquello que siento, sin pensarlo, sin embargo con el tiempo me he dado cuenta las maneras donde me auto saboteo por miedo al dolor o simplemente por miedo a la felicidad, cada que siento que alguien es el indicado para compartir mi tiempo entro con mucha adrenalina, con mucha felicidad e inclusive con mucha pasión, pero en aquel momento también entro en el bloqueo de mis emociones y debajo de un tapete escondo aquello emotivo que la crespa de mi vida tiene; si usted ha pertenecido a mi circulo social cercano o quizás me ha visto con alguno de ellos notara que soy una persona que habla por los codos contando todas aquellas cosas que me pasan en mi vida, todos aquellos sueños, todas aquellas pasiones, acaricio todo el tiempo, soy romántica cada mañana o noche y siempre soy tierna, el cariño es algo que amo, muchas veces requiero una caricia y busco ser débil porque en el fondo cualquier cosa me lastima, el rechazo, la braveza, la partida de las personas, las preguntas sin contestar puede llegar a sacar en mi todas aquellas emociones débiles que piden a gritos ayuda y atención y a todo eso súmele que mis expresiones corporales que son muy notables, no hay acto o palabra que haga sin expresión.

A pesar de esto soy una persona totalmente diferente cuando me junto con alguien emocionalmente o sexualmente, me transformo, soy una persona ruda, callada, seria, poco cariñosa y hasta despegada, en conclusión… una pendeja, ¿por qué pendeja? porque de eso no se trata, a lo largo que he ido analizando aquellas situaciones y vuelvo a tras donde ellos me dieron esa oportunidad de ser y ellos fueron así, me arrepiento de haber tenido aquella pared en el medio, aquella que muestra una personalidad totalmente diferente a la que llego a poseer, pero se los juro que en esos momentos no me había dado cuenta de aquel auto sabotaje que tenía, lo peor de todo es que después de que pasa el tiempo y me los vuelvo a encontrar suelo ser la que realmente soy y los dos nos damos cuenta de aquello, lo cual me hace arrepentirme mucho más porque hubo sujetos de los cuales si disfrutaba mucho su compañía y me hubiera gustado que ellos conocieran esa crespa de mi vida.

¿Pero porque escribo todo esto? porque creo que a lo largo nos dañamos, supongo que muchas veces ni nos damos cuenta y al igual que yo andamos profesando amor pero quizás más de uno nos hemos saboteado en ese asunto, hasta hace unas semanas me di cuenta de esto y no saben todos momentos que vinieron a mi cabeza donde fui una persona “ruda” con aquellos que me gustaban, que pendejada, quizás ahora no me servirá mucho llorar sobre la leche derramada, pero de algo si estoy segura, y es que al escribir esto me permitiré caer en cuenta el auto sabotaje que me doy y con esto también le quiero preguntar: ¿usted al igual que yo también se sabotea en cuestiones del amor aunque siempre dice que quiere enamorarse?

No sea pendejo al igual que yo y aprendamos a quitar esa pared estúpida que no nos llevará a nada…

@ivonneaarias

TE AME

Claro que te ame desde aquel momento que senti que era diferente, te ame con todas esas cosas extrañas que tenias y todas esas cosas extrañas que me hacias sentir.

Te ame todas esas veces que estuve contigo en la calle cogidos de la mano bailando en las calles como si nos importara las miradas de las personas cuerdas.

Te ame todos esos momentos donde soñábamos juntos, con el viaje, con el concierto, con la fama, con las noches tirados en alguna parte del mundo con una maleta de aventureros.

Te ame todas esas veces que en el silencio de nuestros besos sonaba de fondo aquellos solos de guitarra de ese rock que ya no se escuchaba pero a nosotros nos parecía maravilloso.

Te ame todas esas veces donde nos emborrachábamos juntos, donde me sostenías el cabello para vomitar o yo te agarraba de la mano para que no te cayeras en esas calles frías bogotanas.

Te ame todas esas veces que salíamos a las 4 am a comer hamburguesa sin importar la dieta que jurábamos siempre hacer porque estábamos muy gordos.

Te ame todas esas veces que me abrazaste, me tomaste de la mano y me besaste.

Te ame todas esas veces donde desnudos nos acostábamos uno al otro y no parábamos de hablar.

Te ame todas esas veces donde nos mirábamos y no parábamos de hacerlo, donde siempre nos admirábamos cada cm de nuestro cuerpo.

Te ame todas esas veces que me diste momentos y también en todos aquellos momentos que no me diste.

Te ame aunque lo nuestro jamás fue un para siempre.

Te ame me todas esas veces donde fuimos y donde no fuimos…

Hoy te recuerdo como aquel amor que tuve, como aquel que ame como nunca y recordare para siempre, no importa todo el daño que nos hicimos, puedes estar seguro que hoy en día recuerdo solo aquellos momentos donde fuimos felices y te ame, hoy no importa donde estés o con quien estés sabes que serás importante y aunque ya no te ame como antes quiero que sepas que yo te ame, te ame en lo que fue nuestro y lo que nunca se nos quitaron.

LA CRESPA DE MI VIDA

La que estuvo oculta en medio de la sociedad, en medio de la ciudad, en medio de sus inseguridades.

La que muchas veces callo, la que muchas veces era muda y la que no tenia voz,

La que muchas veces se dijo a mi misma que no podía hacerlo, ni lo merecía,

La que muchas veces perdió la oportunidad de bailar en la calle, cantar con los audífonos puestos y oculto su sonrisa mil veces,

La que muchas veces decidió rendirse y se encontraba perdida en medio de mil circulos que no la llevaban a ningún lado,

La que el amor le alumbro el corazón y el que la llevo al hueco más profundo de su vida,

La que lloro mil días y la que no se quiso mirar al espejo por muchos días porque había perdido aquel amor que alegro sus días,

La que en medio de sus inseguridades, sueños frustrados y malos pensamientos decidió luchar y aprender a bailar solita,

La que decidió sonreír por si sola con los chistes que ella se contaba solita,

La que siempre miraba al infinito y sentía dolor pero trataba de sanar en medio de todo,

La que decidió escribir para curar todo aquello que no podía hablar con nadie,

La que se solto el cabello e iba en contra de las criticas de su desorden de cabellera,

La que lloraba de la nada y cantaba de la nada,

La que podía ser tan cuerda y loca a la misma vez,

La que un día se canso de levantarse con el corazón quebrado y decidió creer,

La que un día se dejo llevar por aquello que ella dirá que le dijo su corazón,

La que decidió luchar por lo que ella pensaba y sentía aunque eso le dificultara un poco la vida,

La que cada día se levantaba y se recordaba que lo que estaba haciendo estaba bien y tenia que seguir caminando,

La que se vio al espejo y se sonrio y decidio colocarse un labial rojo y alborotar su cabello,

La que decidió creer en el amor aunque le cause dolor,

La que decidió tocarse, consentirse, comprenderse y amarse en medio de tantos supuestos rechazos,

La que decidio dejar la semilla del amor en sus escritos,

La que decidió sonreírle a las personas sin importar como llegaran o se fueran de su vida,

La que decidió entender que era la la put* maravilla y el universo amaba sus crespos,

Ella es la crespa de mi vida.

EL MOMENTO QUE ME DEJASTE

El momento que me dejaste fue aquella primera vez te vi en un concierto y siempre jure que eras lejano,

El momento que me dejaste fue aquella vez donde por primera vez me hablaste, tomamos un café, te sonreí y me hablaste del teatro,

El momento que me dejaste fue aquella vez que en medio de las luces del bar me besaste y pude sentir tus labios, tus manos sobre mi cara y mi pecho con el tuyo,

El momento que me dejaste fue la vez que te vi desnudo, aquella vez donde apreciaba cada cicatriz y tatuaje que se plasmaba en tu cuerpo,

El momento que me dejaste fue la vez que en medio de la noche y las velas sentía que te amaba,

El momento que me dejaste fue la vez que en medio de las sabanas no parábamos de ver la lluvia y de fumar cigarrillo en medio del frio,

El momento que me dejaste fue aquel momento donde íbamos por las calles y de la nada cantabas y bailabas conmigo como si no hubiera un mañana,

El momento que me dejaste fue la vez que te vi llorar y tu a mi también y te pude abrazar,

El momento que me dejaste fue la vez que estaba muerta del miedo en un escenario y tu desde el publico gritabas sin parar como si fuera la mejor cuentera,

El momento que me dejaste fue todas esas veces donde pronuncie tu nombre con amor y locura,

El momento que me dejaste fue la vez que me tomabas de la mano y te sentías orgulloso de andar conmigo por las calles,

El momento que me dejaste fue tu sonrisa de ternura cada vez que cometíamos una locura o te entregaba una carta,

El momento que me dejaste fue aquel momento donde en medio del desnudo escuchábamos canciones que siempre iban a quedar en mi mente y recuerdo,

El momento que me dejaste fue la forma en la que hacíamos el amor y no solo con el cuerpo,

El momento que me dejaste fue todas las veces que te tuve lejos,

El momento que me dejaste fue todas esas veces que sufrí por dentro,

El momento que me dejaste fue todas esas veces que te vi volver pero al mismo tiempo te vi partir,

El momento que me dejaste fue todas aquellas noches que sufrí por ti y lloraba al dormir,

El momento que me dejaste fue todas esas veces que repetiste que me querías pero aun así no te alcanzo tu querer para quedarte junto a mi,

El momento que dejaste fue todas esas veces que me pregunte el por qué de tu partida y tu falta de querer,

El momento que me dejaste fue esa vez donde me dijiste que era el amor de tu vida pero que no pensabas volver.

El momento que me dejaste fue aquel que no borrare.

@ivonneaarias